Bello, bonito, vulgar.

Diseño

Bello, bonito, vulgar.

La belleza ha sido un tema recurrente a lo largo del desarrollo de la humanidad, el concepto lo han abordado desde Platón hasta nuestros contactos de Facebook.

He aquí el primero de una serie de artículos dedicados a la Estética, ya que parece haber una gran confusión acerca de ella. Para introducirnos al tema, partiremos de decir que estético es todo aquello que puede ser percibido, de esta manera rechazo el uso coloquial de la palabra que lo vincula únicamente con lo bello. Si bien es necesario utilizar conceptos filosóficos y artísticos para la explicación del tema, es importante plantear que el escenario más amplio para la estética es la cotidianidad. Para entender lo estético es necesario clasificarlo en: belleza, fealdad, tragedia, comedia, lo sublime y lo grotesco; en esta clasificación no existe jerarquía, las categorías se complementan entre si. Para empezar abordaremos la belleza, debido a que fue la primer categoría estética conceptualizada por el hombre.

La belleza ha sido un tema recurrente a lo largo del desarrollo de la humanidad, el concepto lo han abordado desde Platón hasta nuestros contactos de Facebook, esto es perfectamente razonable, ya que las definiciones de lo bello han moldeado nuestra sociedad hasta llegar, como casi todo en nuestros días, a un absurdo. Bulimia, silicón, la lidia de toros y los autoretratos de Van Gogh, pueden ser relacionados con la belleza y justificados desde la misma, con esto queda demostrada la subjetividad inherente al tema.

A lo largo de la historia se han desarrollado muchas definiciones de belleza que van de acuerdo al contexto y formación del individuo. Los griegos relacionaron la belleza con lo bueno y designaron a lo “bien hecho” como bello, teniendo como principales características: orden, proporción y armonía; estos rasgos se encuentran también en la estética cristiana. Por otro lado Platón, desde la metafísica, considera a la belleza como principio supremo, inmutable y atemporal.

W.T. Stace propone que la belleza se da en la fusión de un contenido intelectual y un campo perceptual, gracias a la cual se revela un aspecto de la realidad. Santo Tomas dice que la belleza es aquello que place a la vista, y para León Bautista Alberti, durante el renacimiento, la belleza es una concordancia de las partes de un conjunto, de tal manera que nada se puede agregar, quitar o cambiar sin hacerlo menos agradable y destaca el papel de la simetría en la belleza, como la ley más perfecta de la naturaleza. No es difícil ver que ninguna de estas definiciones es absoluta e incluso se pueden modificar con facilidad para explicar alguna otra categoría estética:

“Lo grotesco es una concordancia de las partes de un conjunto, de tal manera que nada se puede agregar, quitar o cambiar sin hacerlo menos desagradable”

 

Desde el Expresionismo hasta la Santa Inquisición, la belleza siempre ha estado involucrada, retorcida y vulgarizada hasta el punto en que casi se ha perdido la conciencia de ella. Dada la natural atracción entre el hombre y la belleza, esta ha sido usada como herramienta y trofeo del consumismo, si antes fue atemporal hoy obedece a tendencias comerciales, si alguna vez fue equilibrada, hoy es símbolo de estatus.

Lo bello es ahora una experiencia fácil, es una característica de cualquier producto que pretenda tener éxito y si tomamos en cuenta que actualmente existe la posibilidad de pagar hasta por los favores sexuales de un niño, nos daremos cuenta que lo bello ha sido completamente deformado y sin embargo aun en un ámbito decadente, la belleza sigue teniendo la capacidad de interrumpir el diálogo interno.

Actualmente me parece innecesario intentar definir la belleza, ya que la validez de la definición será reconocida solo por un grupo reducido de personas, sin embargo me parece indispensable resaltar su relación con la naturaleza y lo que esto implique: equilibrio, adaptación, evolución, humildad, solo por mencionar algunos ejemplos, ya que como antes se ha dicho, la belleza esta relacionada con su entorno.

Por otra parte es necesario entender que la belleza no es más valiosa que las otras categorías estéticas, sin embargo es la más digerible y en una sociedad de esclavos, como la nuestra, es la más popular ya que es posible sentirla sin entenderla, sin embargo la experiencia real de la belleza solo puede suceder una vez completo el proceso de la percepción.

 

Más Artículos

benedictoXVI
Sociedad

Benedicto XVI, una triste realidad.

En medio de controversias políticas, polémica electoral y 60 mil muertos, llegó Joseph Aloisius Ratzinger a nuestro país, en su carácter de líder de la iglesia católica, causando revuelo a su paso y despilfarrando algunos cientos de millones que le vendrían muy bien a cualquiera de nuestras calles, alumbrado público o red hidrosanitaria.

Copy
Sociedad

¿Somos Legión?

El primer aviso fue en el prehistórico 2001. A finales de septiembre, un juez de Estados Unidos ordenaba el cierre definitivo de Napster, el programa de intercambio de archivos más popular en la red hasta entonces, punta de lanza y quiebre de las industrias culturales como las habíamos conocido.

20071123215139-pruebablog3
Música

La mano de ensueño: par de ases

Vanguardia o cabecera de modas deleznables y atemporales. Así es Londres, aunque se le mire en ciertas ocasiones con ojos de desdén. Pero siempre, su plasma musical es una señora señera que sorprende por completo el día menos esperado. Van dos sorpresas londinenses, dos inmejorables señas de satisfacción auditiva.