Mad Men. El regreso

Cine y Tv

Mad Men. El regreso

¿Qué no se ha dicho ya sobre Mad Men? Todo el mundo ha escrito tanto sobre esta serie de la cadena AMC que queda poco por decir. Los críticos y analistas coinciden en que Matthew Weiner ha creado la que tal vez sea la mejor serie de todos los tiempos.

 

Puede sonar a exageración, pero lo más seguro es que no lo sea. Y no se trata de que Mad Men haya sido cuatro veces ganadora del premio Emmy como mejor serie dramática, sino del gran vacío que ésta dejó durante más de año y medio que ha estado fuera de la parrilla televisiva.

A excepción, que por cierto es una excepción mayúscula, de Breaking Bad no ha surgido una serie que realmente esté a la altura de los publicistas de la avenida Madison. Y las hay muy buenas, pero Mad Men ha puesto tan alta la vara que sólo ella misma se puede superar. Y ese es el reto para esta quinta temporada que se viene de Don Draper y compañía. Hacer valer la espera reivindicando el gran prestigio que durante todo este tiempo ha ganado.

A mí me pasa con Mad Men una especie de miedo. Es el miedo a la decepción. Quizá es tanta la fe que he depositado en la serie que, desde la cuarta temporada, con cada capítulo nuevo tenía miedo de que no llenara mis expectativas. Incluso solía ser escéptico al grado de creer que no mantendría el nivel mostrado; no sólo en las tres temporadas anteriores, sino en cada capítulo que iba dejando atrás. Por eso es que el día 25 de marzo de 2012, día en que se estrena la quinta temporada con un capítulo doble, lo espero con ansia y emoción pero sobre todo miedo.

Peggy Olson y Joan Holloway

Peggy Olson y Joan Holloway

Con Mad Men nunca se sabe qué es lo que va suceder entre capítulo y capítulo, mucho menos de una temporada a otra. La cuarta temporada nos dejó, como siempre, un final abierto y una infinidad de incertidumbres. Y no es más que el reflejo del incierto en el que están sumergidos constantemente los protagonistas. Sin embargo, sabemos a grandes rasgos, gracias a su creador Matthew Weiner, que un envejecido Don Draper vivirá hasta principios de este siglo XXI. O al menos eso es lo que ha develado Wiener, quien ha asegurado hasta una séptima temporada.

¿Qué esperar, entonces, de la quinta temporada de Mad Men? Lo mejor sería no esperar nada y dejar que la serie nos siga maravillando. Pero si se trata de ser quisquillosos y jugar el papel de profetas, creo que deben esperar lo siguiente de cada uno de los personajes principales de la serie:

 

Don Draper deberá reivindicarse como el mejor publicista de la gran manzana y seguir siendo ese anti héroe norteamericano de mediados del siglo XX. Exitoso en todos los sentidos excepto en uno; la tormentosa relación que lleva consigo mismo. Ese será el derrotero durante esta nueva temporada. Es el ejemplo a seguir y él lo sabe, aunque también sabe que es una farsa. Farsa que debe seguir manteniendo y alimentando, para lo cual se ha conseguido un aliciente, en forma de boda, para que no quepa duda de que ante cualquier situación siempre estará él por delante.

Joan Holloway seguirá siendo el sostén de una empresa que está por afrontar cambios muy duros al perder a uno de sus clientes más importantes. Pero ella misma enfrentará un reto personal que le cambiará la vida. Sin embargo, no renunciará a obtener eso por lo que tanto ha luchado. Seguirá siendo el ejemplo de sumisión y rebeldía, la heroína de la serie.

Peggy Olson intransigente e irreverente como ella sola, seguirá abriéndose camino en un mundo dominado por los hombres a tal grado de comportarse machista y misógina ella misma. Enfrentarse de tú a tú con los hombres en dicho contexto le ha generado algo más que respeto, algo que quizá ella no tenía contemplado y al final no termine por agradarle tanto.

Betty Draper o Betty Francis seguirá siendo la niña malcriada y caprichosa de siempre. Una olla a presión que de a poco ha ido dejar escapar un poco de vapor antes de explotar definitivamente. Un personalidad in crescendo que promete mucho de verdad.

Sally Draper

Sally Draper

Sally Draper en lo personal, uno de mis personajes favoritos de la serie. La hija mayor de los Draper sigue afectada por la muerte de su abuelo y se encuentra en medio de los problemas que enfrentan sus padres. Observadora como es ella, interpreta cada situación y toma partido. Renegando de su condición de niña de casa, está dispuesta a rebelarse contra todo y contra todos. Sally es la única esperanza de los Draper y así lo demostrará.

Roger Sterling más deprimido que nunca, intentará justificar su presencia en una empresa en la que está sólo por ser el heredero de la firma y amistades de su padre. Seguirá suspirando por el corazoncito de Joan Holloway.

Peter Campbell niño caprichoso y ambicioso, desea ser Don Draper pero no puede soltarse del lazo que le han arrojado al cuello primero su familia y luego su esposa y la familia de ésta. Reprimido como pocos, es la contraparte y a la vez el ejemplo más claro de un mundo dominado por machos.

El último capítulo de la cuarta temporada, titulado Tomorrowland, presupone que vienen tiempos mejores para los protagonistas de la serie. Pareciera que por fin se dejarán los fantasmas del pasado para afrontar un presente con la promesa de un futuro mejor. Esa tierra idílica en la que por fin todo tendrá recompensa; no habrá dudas y todo será felicidad. Es por ello que en una de las últimas escenas Don y Betty se encuentran en ese lugar, que ya no es suyo, y al final se van por caminos distintos; quedando ese sitio abandonado.

Sin embargo, lo que parece ser un volver a empezar se ve empañado por un Don Draper con insomnio en plena madrugada que hace creer que está cuestionándose ese nuevo comienzo, sin siquiera haber iniciado.

Y si Don Draper iniciará con dudas, como siempre las ha tenido en las anteriores cuatro temporadas, la serie tiene que arrancar con paso firme y demostrar por qué es considerada, por muchos, la mejor. El reto, como decía, es que esta nueva temporada mantenga la excelencia de una historia que durante cuatro entregas anteriores ha sido más que formidable. Y eso créanme no es cualquier cosa.

En dos semanas sabremos, después de haber visto el primer capítulo de la quinta temporada, que durará dos horas, si el estar tanto tiempo fuera de escena les ha afectado tanto a actores como al director. O por lo contrario sentirnos como si nunca se hubieran ido.

Don Draper

Don Draper

Otro plus para este inicio de temporada es que Jon Hamm, el actor que interpreta a Don Draper, debutará como director haciéndose cargo, al parecer, de un par de capítulos dentro de esta quinta temporada. Hemos esperado más de año y medio, frente a nuestros ojos han pasado cualquier cantidad de series, historias y personajes desde entonces. Pero por fin en dos semanas volveremos a los años sesenta, volveremos a New York, volveremos a la publicidad, volveremos a beber whisky y fumar como locos.

Porque Mad Men está de regreso y hay que frotarse las manos.

Más Artículos

Copy
Sociedad

¿Somos Legión?

El primer aviso fue en el prehistórico 2001. A finales de septiembre, un juez de Estados Unidos ordenaba el cierre definitivo de Napster, el programa de intercambio de archivos más popular en la red hasta entonces, punta de lanza y quiebre de las industrias culturales como las habíamos conocido.

descarga-subtitulos-mpc
Cine y Tv

El oficio del subtitulaje

¿Alguna vez han intentado sincronizar los únicos subtítulos que se encontraron, para esa película que tantas ganas tienen de ver, y no ajustan bien? Si es así, sabrán que no es una labor sencilla y que requiere de la mayor paciencia del mundo.

backtothegreen
Ecología

La nota verde – Back to Green

El planeta no necesita de que lo salvemos, si la especie humana desapareciese en este instante el mundo seguiría su camino sin mirar atrás. Pero como nos gusta cotorrear en este mundo, no desapareceremos por el momento, así que más que salvar el planeta, debemos de asegurar nuestra permanencia en esta pista de baile.