Tribal y sus complicaciones.

Música

Tribal y sus complicaciones.

Recuerdo mi primer contacto con el Tribal, entre beats prehispánicos y botas que hubieran hecho correr a Dalí. Incomprensible, ecléctico, lo más exótico que he visto en mucho tiempo.

Puede gustarles o no, pero en el movimiento de las pointy boots existe un sincretismo cultural sorprendente. Entre el 2000 y 2001 surgen de las tornamesas chilangas, mezclas entre ritmos africanos, prehispánicos y líneas de bajo cumbiero que más tarde darían forma al Tribal y un poco después, con influencia de la guaracha, al Tribal Guarachero, el cual se ha desarrollado principalmente en Monterrey, sede del colectivo 3BALL MTY, principal expositor del genero (haha).

No es nada nuevo eso de la mezcla de sonidos folklóricos y música electrónica, desde Mi Banda el Mexicano hasta Nortec, existen antecedentes de esta combinación, sin embargo DJ Sheeqo Beat, DJ Otto y Erick Rincón tienen bailando al barrio nipón, con sus ritmos alterados. Este año tienen conciertos en México, Estados Unidos, Brasil e Italia. En 2011 estuvieron en un festival en Alemania. Los morros están haciendo un cagadero, el sueño de cualquier adolescente.

En diciembre del año pasado salió el disco Inténtalo bajo el sello de Universal y valió madre, alguien se las arreglo para arruinarles el estilo con colaboraciones que dejan mucho que desear. Me gustaría atribuirle este hecho a la corta edad de los DJ’s, pero ya sabemos lo que las grandes disqueras hacen con sus “artistas”. De cualquier forma, para quienes no han descubierto a su tribalero interior, el daño esta hecho en forma de  ritmos pegajosos y bailes convulsivos, a esto todavía le queda un rato.

Ahora, los botudos, estos cabrones tomaron el desmedido espíritu de competencia de nuestros días, la obsesión fálica del mexicano, una larga tradición en herbolaria y se armaron unas botas, al principio me pareció que iba a morir sino conseguía un par, después me pareció irrespetuoso ó ¿alguno de ustedes le quitaría el pañuelo a un cholo?   Ya hablando en serio, no cualquiera cambia tan radicalmente un objeto de diseño tan recurrido como un zapato, el kitsch como lo hubiera hecho Jesucristo en persona, ninguno de los otros elementos del atuendo se acerca a la peculiaridad de las botas, algunas con puntas de más de dos metros, y vamos, en un país con 50,000 asesinatos en los últimos seis años ¿por qué no?

Antes de juzgar la estética tan peculiar de estas personas, es importante aclarar que todo surgió como de un choque de trenes en medio del desierto, las botas fueron concebidas en Matehuala, un pueblo típico del altiplano de México que se encontró en algún momento con la música de un morro de Monterrey, entendiendo las diferencias diametrales de las cuales surge este movimiento es posible resumirlo en dos palabras: contraste y exageración, que han dado lugar a una de las modas más icónicas de nuestro país.

En cuanto al baile, a pesar de lo extraño que resulta, deja ver una gran carga de espontaneidad y dentro de una sociedad en la que esta planeado hasta tu color favorito, esta danza desorganizada y caótica resulta de los más refrescante. Con los prejuicios a un lado y completa inconsciencia de la burla, cientos de botudos se entregan al baile que ofrece expresiones creativas tan exuberantes como apocalípticas, en fin, el Tribal se las arreglo para reflejar a nuestra sociedad, evocando desde a las ganas de explotar de las que hablaba Octavio Paz, hasta las grotescas diferencias sociales de nuestro país. En la polémica que ha causado el Tribal en la red, se puede observar tanto ignorancia pura como odio cegador, todo impregnado de ese ingenio mexicano tan peculiar, el que nos ha salvado de tantas penurias y hoy, através  de los tribaleros nos regala la pura pinche sabrosura.

Pointy Boots

 

Más Artículos

ahogada
Lugares

¿Una tortita güero?

Llegué aquí por azares del destino pues en mi itinerario no estaba el encontrarme con la bestia, pero como buen guerrero acepté el reto con honor y más cuando últimamente se venía suscitando un debate en mi círculo de amistades sobre las bondades de la cocina tapatía y sobre cuáles a nuestro parecer, eran las mejores tortas ahogadas de la ciudad.

Studie Zwei by Matthias Heiderich
Diseño

El color de Berlín.

A veces me pregunto si realmente conozco mi ciudad, y no hablo de conocerla como un taxista conoce los nombres de las calles, sino más bien tal vez con las prisas de llegar al trabajo o escuela, no me he detenido a pensar que el lugar donde resido tiene un color oculto más allá del pavimento, el concreto o el smog de los autos.

Banksy-Riotcoppers
Diseño

Bello, bonito, vulgar.

La belleza ha sido un tema recurrente a lo largo del desarrollo de la humanidad, el concepto lo han abordado desde Platón hasta nuestros contactos de Facebook.