VCMG: Fracaso de estreno

Música

VCMG: Fracaso de estreno

Según eso, Ssss es la opinión propia de Martin Gore y Vince Clarke sobre cómo conciben al techno. Que digan misa este par de leyendas vivientes, pero su placa es una oda a la frigidez musical. ¿Ambos son indulgentes y le dan al público en general una lección sobre música digital? Nah, viles patrañas.

VCMG es un fiasco descomunal, solamente soportado por el hecho de que tanto Vince Clarke como Martin Gore poseen una historia digna que puede pisarse y saborearse con creces. A estas alturas del partido, ¿cuál es el objetivo a alcanzar para este par de músicos en un proyecto alterno y ajeno a sus bandas-nido que no tiene pizca de actualidad sino todo lo contrario? Ojala la respuesta fuese benevolente pero nada más podemos tildar de chasco absoluto a Ssss.

Recalcar la desgracia de VCMG no es sinónimo de sadismo; ojala lo fuera. Porque cualquiera desearía que una comunión de talentos de semejante clase, diera resultados de cepa pura. Es lo mínimo que se pide. Vaya, sentido común en su estado más puro. Y sucede con desdén todo lo contrario. Incluso podemos “relajar” la crítica hasta volverla compadrazgo o darle tres vueltas al “viceversa” para ver si la susodicha palabra cambia de significado o simplemente esperar sentados a que su música adquiera atractivos celestiales. Pero no, craso error con nulo carácter capicúa.

Ssss brinda diez hits desinflados que hace siete años hubieran estado en boga, cuando uno estuviera de vacaciones en la playa michoacana más hippie, ingiriendo sustancias incorrectas y prohibidas. Basta ponerle play al corte “Aftermaths” para triturar con hartazgo al pobre sentido común y, de paso, al tímpano.

Es impresionante cómo dos mentes maestras pueden tropezar (porque caer-caer no lo hacen, ya estuviera de Dios semejante momento surrealista), por ejemplo, en el frondoso bache del techno de Detroit —ya todo derruido por los inclementes robos de escombro realizados por infinidad de músicos según eso de primer nivel— y hacerlo más profundo, peligroso y oscuro con sus monótonas propuestas instrumentales.

Así que no queda más que cavarle una tumba digna a Ssss y orar por su pronta desaparición y llegada al cielo de los discos olvidables. En verdad, no sabemos qué esperaban Martin y Vince con esos coqueteos al minimal techno que se notan vilmente ajorados y espantosamente realizados. Por otro lado, trabajan el sonido como malos peones del acid-house y son un mero almocrebe que en lugar de arriar bestias de carga, trajinan sus propias canciones. La tensión es excelente por donde quiera que se le observe en las diversas situaciones de la vida (incluido el ocio), mas si a “ese” estado lo sometemos a la acción extra de cosas forzadas, se provoca el fiasco del que ya tanto hemos hablado.

De ahí que en una hora de minimal macerado-con-cualquier-cosa, la atención decaiga hasta el infinito. Sí, es cierto, Ssss derrocha disciplina y tiene cohesión, pero construir una placa vía e-mail es de lo más ñiquiñaque que existe, máxime cuando se trata de un disco que carece del mínimo gancho de cualquier tipo pero que fue creado (¡hay que recalcarlo!) por dos lumbreras de la música. Vaya paradoja, ¿no?

Cualquiera que escuche a VCMG no va a toparse de frente con la eudemonía. Esperen en todo caso lo nuevo que vendrá de Depeche Mode o rememoren el I say I say I say (Elektra, 1994) de Erasure. Dejen en paz (o empaquetado) este bodrio que no riela, ni despega, ni emociona, ni provoca escalofríos, ni mucho menos empatía.

Más Artículos

harakiri
Sociedad

Guerra contra el narco: Hara Kiri a la mexicana

Cerca del final de la segunda guerra mundial, ocurrió un hecho extraordinario: en el desembarco de las tropas estadounidenses en el archipiélago de Okinawa muchos de los ciudadanos japoneses, prefirieron suicidarse antes que ser capturados por las tropas invasoras.

mariaminerva
Música

El artefacto pop de Maria Minerva

Maria Luur, rubia y estona, dejó su residencia báltica para hacer de Londres su hogar, y es en esta metrópoli insular donde construye sus artefactos pop antes que canciones propiamente dichas.

Twin Sister
Música

La paradoja Twin Sister

Extraño mundo de paradojas en el que vive Twin Sister. Mientras su ep “Colour your life” (Infinite sound, 2010) se convirtió rápidamente en carne codiciada del snobground más o menos “enterado”, ahora con su primer y más pulido primer disco, esta microcamarilla de fans quizá se extinga debido precisamente a su evolución como grupo.

vod
Comida y Bebida

Bebida: VodLime

Este es el primer trago que nos comparte "El Pistos". Ideal para acompañar el lanzamiento de Silicon Sexy.