Sunset Rubdown / Moonface: Dos caras de Spencer Krug Pt. 1.

Música

Sunset Rubdown / Moonface: Dos caras de Spencer Krug Pt. 1.

Muchas veces el talento o cierta expresión creativa se crea/presenta como una personalidad alterna al personaje principal, dando cabida a una o más facetas del artista/creador.

Algunas de esas veces el personaje principal moldea dicha personalidad para separar ciertos procesos creativos de otros o hasta se me ocurre que para escapar del tedio y/o rutina creativa a la que se ve atado, creando como resultado una especie de personaje ficticio o máscara que integra las particulares características con las que se desenvuelve cada uno de estos, o simplemente representa una época en particular de la vida del creador. Lo que queda claro es que hay que tener el talento, pericia más allá del conocimiento musical y dominio de instrumentos/técnicas de ejecución sin necesidad de caer en virtuosismos.

No se si este sea el caso de Spencer Krug, quien, a la par de Wolf Parade su banda más representativa, trabajó en varios proyectos alternos, pero en particular dos muy interesantes como solista a los que le dedicaré un par de artículos, en los cuales me enfocaré a revisar solamente los álbumes que hizo completamente en solitario.

A principios de 2005 lanza el Snake’s Got Leg (Global Symphonic) bajo el pseudónimo de Sunset Rubdown, una faceta experimental de Krug en la que se cobija de lo-fi a lo largo de los 12 cortes, haciendo uso exclusivo de su guitarra saturada de reverb, sintetizadores (algunos aparte de su organito Rhodes, que sin ningún problema podrían ser unos Casios casi de juguete que aportan ese toque 8-bitero), la lírica casi poética como es costumbre en Krug y su característica voz muy a la David Bowie, que en particular en este álbum, remite a una versión dramática de Ziggy Stardust.

El álbum tiene un mood muy variado, aunque en general se puede percibir cierta atmosfera tétrica, que de una manera muy inconciente no te deja estar tranquilo, sin embargo genera el suficiente suspenso para mantenerte al tanto de lo que seguirá.

Algunos de los cortes tienen una tendencia electrónica, algo ambiental/dronera, algo 8 bitera pero con un estilo tan abstracto, tan único, que no se separa del cobijo del lo-fi que es lo que hace tan interesante el proyecto.

La salida de este álbum fue anterior al lanzamiento de Apologies to the Queen Mary de Wolf Parade, por lo que la prensa no recibió muy bien el material solista del canadiense, pues cuestionaban el hecho de lanzar un producto con calidad de grabación tan baja y el hecho que se armara de demos y versiones b-side recicladas de sus otros proyectos, ya que contiene una versión anterior de “I’ll Believe In Anything You’ll Believe In Anything” que posteriormente sería single del nuevo álbum de Wolf Parade.
Sin embargo no cuestionaron el talento y aporte de los tracks que dan vida a este álbum, personalmente aplaudo el hecho de correr el riesgo al hacer/ofrecer un material de una forma a la que no se está “acostumbrado”, al final de todo el proyecto tiene una buena propuesta musical y eso es innegable.

El tema “Three Colours” abre el Sunset Rubdown EP (Global Symphonic) con la frase “Do you believe that you belong to someone?/ I can’t believe that I belong to no one.”, con armonías droneras en su voz, un organito psicodelicón, una base repetitiva de guitarra y al final entra una batería a terminar de darle cuerpo a la canción.

El EP homónimo fue lanzado en enero de 2006, cuenta con 5 cortes que realmente son 3 canciones, ya que “Three Colours” y  “A Day In Graveyard” se conforman de dos partes cada una.
El disco comienza donde termina Snake’s Got Leg, manteniendo el mismo cobijo lo-fi, sin embargo, esta vez se tomó su tiempo para pulir la grabación y decidió minimizar el eco en esta.
“Jason Believes Me, You Can’t Believe Your Dreams” cuenta con una sutil progresión, en la que la melodía de la voz duplicada genera una atmosfera de intranquilidad que contrasta con la armonía de los silbidos, organito y arpegios de guitarra.

Ambos cortes de “A Day in Graveyard” son el centro alegre del EP, la primer parte es  instrumental, llena de arpegios amigables, pandero y una especie de baile tap.

El umbral entre ambas partes es maravillosa, un sonido dronero expansivo que da la sensación de ir en ascenso. A la par de la voz de Krug, entra el mismo arpegio amigable de la primer parte acompañado de matices y acentos que le dan un toque psicodélico que se termina acompañando de una guitarra y pandero.

Three Colours II cierra el EP, esta parte es una versión esquizofrénica del primer corte, en la que todos los sonidos giran en espiral alrededor de una base repetitiva de guitarra nunca perdiendo esa esencia de locura alegre.

La carrera de Sunset Rubdown no termina aquí, sin embargo el trabajo como solista de Krug lo hace, ya que a partir de Shut Up I Am Dreaming (Absolutely Kosher, 2006) se equipa de 3 miembros más en la alineación y posteriormente lanzarán Random Spit Lover (Jagjaguwar, 2007), Sunset Rubdown Introducing Moonface EP (Aagoo Records, 2009) y Dragonslayer (Jagjaguwar, 2009), todos estos con una gran aceptación por parte del público y la prensa, proyectos con los que lograron hacer giras mundiales y mucho dinero.
Sin embargo personalmente considero dichos álbumes tienen un enfoque más comercial y el aporte de su sonido no es tan trascendental como la parte que Krug hace cuando solista.

Es hasta enero de 2010 que Spencer Krug se mete íntegramente en la piel de Moonface, en un tiempo que posteriormente nos enteraríamos era la etapa final de la vida de Wolf Parade, y que aunque ya se nos había sido presentado en el último EP de Sunset Rubdown (Sunset Rubdown Introducing Moonface EP), dicho EP no es más que un par de canciones hechas en colaboración con la mayoría de los personajes con quien Krug había trabajado a lo largo de su carrera.
Capitulo al que le dedicaré la segunda parte de ésta revisión.

 

Más Revisiones

beak
Música

Post-Portishead: El BEAK> de Geoff Barrow.

Geoff Barrow es bien conocido por ser el creador y productor multiinstrumentista de la famosa banda inglesa Portishead, tras 12 días de grabación junto a Billy Fuller y Matt Williams se abanderan con el Drone y Krautrock.

notnot
Música

Not Not Fun Records

El sello fundado hace siete años por Britt y Amanda Brown en Los Angeles, donde se ha gestado gran parte de la música experimental más interesante de los últimos años, es hoy por hoy una de las minas mas prometedoras del underground norteamericano.

IMG_9525
Música

High Five.

Hoy es abril 20 y como todos sabemos, ésta es una fecha conmemorativa para chiquearnos (aún cuando el 420 se vive diario ...en nuestros corazones)