Not Not Fun Records

Música

Not Not Fun Records

El sello fundado hace siete años por Britt y Amanda Brown en Los Angeles, donde se ha gestado gran parte de la música experimental más interesante de los últimos años, es hoy por hoy una de las minas mas prometedoras del underground norteamericano.

La alucinación hipnagógica es un tipo de alucinación que se produce poco antes del sueño, un estado en donde los músculos se paralizan y se tiene la sensación de estar despierto. Cuando una persona despierta en ese estado, la paralización del cuerpo permanece algunos minutos, a lo que algunos le atribuyen el “se te subió el muerto”. Ya entrando en el tema, menciono lo anterior porque algunos medios mencionan el estilo de Not Not Fun como “Pop hipnagógico”, sin embargo las etiquetas sobran cuando nos referimos a los numerosos proyectos que han pasado por sus filas: los más sonados últimamente, Peaking Lights, el duo y pareja sentimental de Winsconsin formado por Indra Dunis y Aaron Coyes, quienes ya tienen un largo recorrido en el underground norteamericano. Su reciente LP 936 se posicionó en lo mejor del 2011 en varias listas de importantes publicaciones como la polémica Pitchfork. Su mezcla de lo-fi pop, psicodelia y dub se esparció por la web a gran velocidad durante el 2011, lo que provocó que muchos, como yo, volteáramos a ver a Not Not Fun. Otra que ha cautivado a los melómanos y blogueros, es Maria Minerva, chica estoniana que acaba de editar el año pasado Cabaret Sixous, una joya que oscila entre el dub y el ambient, impregnado sutilmente de un aire pop. Si tratamos de encontrar alguna línea en común en las grabaciones de Not Not Fun (aunque está de más intentarlo), podríamos mencionar la psicodelia y la experimentación análoga envuelta en una capa lo-fi, solo por dar una idea.

 Su actividad es tan productiva que han editado mas de 300 grabaciones, algunas en vinilo, en cassette o en disco compacto, todos con un arte bastante único, al que le dedican especial cariño, ya que para ellos “los géneros musicales van y vienen pero un bonito objeto de arte permanece por encima de las modas”, frase que bien podría aplicarse no solo a sus portadas, si no a su música, ya que esta no se arrastra por las tendencias que impone la música tanto popular como independiente en estos tiempos, cuya la línea parece ser delgada cada vez más delgada, ya que ahora es común que los artistas un día estén grabando su música en su casa siendo desconocidos, y el próximo año estar en el cartel de algún festival masivo. Consientes de eso hemos visto que estos últimos meses el reconocimiento de Not Not Fun se ha incrementado al grado de que ya han tenido showcases en distintos festivales en varios paises, pasando de ser uno de los mejores tesoros guardados en la música independiente de Estados Unidos, a ser una mina de oro para melómanos de todo el mundo. Sin embargo en su caso no se debe a un golpe de suerte o al hype, sino al producto de años de dedicación y hacer las cosas con una pasión desinteresada, un destello de luz en el ámbito musical actual.

Britt y Amanda Brown

Más allá de estas tendencias o del cambiante panorama de la industria discográfica, esa pasión y filosofía con la que opera Not Not Fun, se ver reflejada en su catálogo, para ellos no hay nada que esté por encima de la música, y sobre todo, se consideran fans de los músicos con los que trabajan, mantienen un lazo afectuoso con ellos y le toman un aprecio a cada grabación que editan como si fuera hecha por ellos mismos, tal vez motivados porque ellos también son músicos activos. Britt forma parte de Robedoor, uno de los proyectos más interesantes del sello y que se basa en improvisaciones, en sus propias palabras “desde una visión borrosa y depresiva”. Por su lado Amanda es quien lleva las riendas en el proyecto LA Vampires que se mueve entre la electrónica y el noise con cierto condimento post-punk, y formó parte de Pocahounted donde también colaboraba Bethany Cosentino, ahora frontwoman de Best Coast.

Por si fuera poco, además de dividir su tiempo entre sus proyectos musicales y la organización del sello, han creado 100% Silk, un sello paralelo a Not Not Fun, mas enfocado al dance, pero que a pesar de esto, mantiene su alma análoga. Proyectos como Ital, que ahora da salto grande al editar este 2012 su disco Hive Mind en el sello Planet Mu, o SFV Acid, han logrado que 100% Silk se posicione en el circuito dance no solo de E.U. Si no también de Europa.

Not Not Fun es de los pocos sellos que a pesar de su amor por las vieja usanza de los formatos de grabación y su caracter retro-futurista, ha estado en la mira tanto de los melómanos hambrientos de vanguardia como de los amantes de sonidos análogos de épocas anteriores, y parece ser que seguirá estando en esa posición, y por qué no, hasta los cazadores de tendencias tendrán mas carne para devorar.

 Peaking Lights

 

Umberto

 

Robedoor

 

Jonas Reinhardt

Más Revisiones

notnot
Música

Not Not Fun Records

El sello fundado hace siete años por Britt y Amanda Brown en Los Angeles, donde se ha gestado gran parte de la música experimental más interesante de los últimos años, es hoy por hoy una de las minas mas prometedoras del underground norteamericano.

greenberg
Cine y Tv

Greenberg: comedia cerebral farfullada

Aunque el movimiento mumblecore —donde se improvisan diálogos, se presentan personajes cotidianos en situaciones cotidianas y la historia yace centrada en relaciones amorosas— no echó las suficientes raíces para volverse una realidad cotidiana, por ahí están desbalagadas algunas cintas que están dentro de su radio de acción. Greenberg es una de ellas.